miércoles, 12 de junio de 2013

Gimnasia Facial


A partir de los 30 años la piel empieza a cambiar; su función como barrera protectora se debilita progresivamente; el intercambio de oxígeno en los tejidos se hace más lento; la epidermis pierde cada vez más humedad y su elasticidad disminuye.

No solo aparecen las lineas de expresión, también podemos ver cambios en la morfología, las cejas descienden, los párpados caen, la nariz crece, los labios se afinan y en el cuello aparecen pliegues.

La gimnasia facial es un método natural y efectivo, que trabaja los músculos del rostro y si se realiza con constancia los resultados se evidencian en poco tiempo.

Lo ideal es realizar la técnica cada día con la piel humectada, pero si no tienes tiempo, lo puedes hacer una o dos veces por semana, después de tu limpieza facial profunda.


Los ejercicios se realizan lentamente, recuerda que son para tonificar. Puedes empezar con 5 repeticiones.

-Mantén una posición erguida, mira al frente, gira la cabeza al lado derecho, pero no desvíes tu mirada, gira la cabeza al lado izquiedo, todo lo que puedas, debes sentir tensión en el cuello.

-Pon tus manos en el cuello, lleva la cabeza hacia atrás, desliza el labio inferior hacia adelante como si fueras a tocar el techo, mientras tus manos hacen resistencia en el cuello, relaja.

Pon tus dedos indice y corazón en forma de V, ejerciendo resistencia al cerrar los ojos, mantén esta posición 5 segundos, abre y relaja.

-Puños en pómulos, ejerciendo presión mientras pronuncias la U (lentamente) relaja

-Pon tu dedo indice en la punta de la nariz y mientras ejerce presión hacia arriba, tu nariz empuja hacia abajo.

-Coloca tus manos en la parte lateral del rostro ejerciendo presión mientras pronuncias la O lentamente, relaja.

-Pon tus manos a cada lado de la frente ejerciendo resistencia mientras intentas fruncir el ceño con fuerza, mantén unos segundos, relaja.




0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada